lunes, 1 de febrero de 2010

Omeñaca: iglesia de Nª Sª de la Concepción

Tierra de leyendas y de misterios, situada allá por los infinitos Campos de Gómara, al sur de la enigmática Sierra del Almuerzo, y al pie de la llamada Sierra de Pica. De raíces endurecidas en las inclementes soledades de unos campos aprovechados para el cultivo del cereal, predominantemente, Omeñaca aún conserva recuerdos de aquéllos indómitos hijos de Tutatis y Cernnunos, la cabeza de uno de cuyos dioses aún puede observarse en la fuente de agua no potable del pueblo, situada muy cerca del altozano sobre el que se asienta -liberada al cabo de los años del tapiz de piedra que bloqueaba su espléndida galería porticada- la iglesia románica de Nuestra Señora de la Concepción, asociada a la conocida leyenda de los Siete Infantes de Lara.
Tierras que aún conservan en el polvo de los caminos las huellas de las botas de los legionarios romanos que un día las sometieron, y también la magia oriental de aquéllos otros invasores procedentes del norte de África, que terminaron de un plumazo con el imperio visigodo...
Según algunos autores, Omeñaca y su iglesia quedaban dentro del denominado Camino de Santiago de Soria -no olvidemos, que en las cercanías se encuentra el Santuario de la Virgen de la Llana, donde los peregrinos tenían por costumbre recoger como reliquia una astilla del arcón del milagro (1)- al que también se denominaba Camino Castellano Aragonés.

(1): referencia a la conocida leyenda de el Cautivo de Peroniel.

video

6 comentarios:

Iconos dijo...

Me alegro mucho, amigo, de que hayas transformado en un remanso de paz (sobre todo con el video y la música que lo acompaña) un lugar que, por lo que narras, fue camino de paso para ejércitos y escenario de venganzas truculentas como la de los Siete Infantes. Y una vez más, encontraste la hora y el día en los que una luz maravillosa fue tu única compañera. Un abrazo.

P.D Impresionante la fuente.

juancar347 dijo...

Hola, Iconos. Hace tiempo que estuve en Omeñaca, con la suerte de poder disfrutar a solas de la iglesia, aunque no conseguí que me la dejaran ver por dentro. Todo se andará. Es lo curioso de estos pueblecitos que en la actualidad apenas tienen habitantes, pero que tuvieron una historia que realmente merece la pena conocer, así como los detalles (curiosos y de interés) que iré desarrollando poco a poco, un mal hábito que procuraré ir enmendando. Un abrazo

KALMA dijo...

Hola! Un sitio fantástico, que tras mucha polvaleda ha quedado claro y solo. La fuente, es una pasada, ya sabes que estoy muy "volá" cuando la he visto, me he acordado de un fauno sin cuernos. Un abrazo.

juancar347 dijo...

Hola, Kalma. Sí, es cierto. No suelen ir muchos visitantes, al menos en épocas fuera de estío cuando se procede a la apertura de monumentos de este tipo, aunque creo que esta iglesia no entra dentro de esa categoría. Resulta peculiar esa cabeza, reminiscencia de la cultura celtíbera que predominó en la zona, y sin duda un valor añadido al pueblo. Un abrazo

Fuenmora dijo...

Juan Carlos, coincido con los comentaristas anteriores. Has logrado tanto en el texto como en el vídeo -imágenes y música- recrear el ambiente mágico y de misterio que esta población tan pequeña pero tan antigua, es capaz de suscitar. Contó, también, por el S.XVIII con un palacio ya derruido pero cuyos restos aparecen en sendas ventanas bien conservadas de un edificio situado en los aledaños de la iglesia. Algunos de los capitales del patio central del palacio así como las fustas de las columnas aparecen por distintos lugares del pueblo. La ermita de San Sebastián y una torre en la iglesia se mantuvieron hasta finales del S XIX. A través de su dilatada historia ha mantenido un núcleo poblacional muy reducido pero que se mantiene a lo largo de los tiempos. Su cercanía a Soria y el paso de la nacional 122 propician que cada vez haya más gente interesada en descubrir sugerencias legendarias y mitológicas en su paisaje, en su iglesia y en los restos arqueológicos que desde la época celtibérica dan fe de su pasado. Me alegraría mucho que pudieras ir desarrollando esos “detalles curiosos y de interés” que mencionas. Te invito a visitar mi página web por si puede ayudarte en algo: http://www.xtec.cat/~rjimenez

juancar347 dijo...

Hola, Fuenmora. Agradecido por tu aportación. No te preocupes, me llevará algún tiempo, pero continuaré desarrollando esta entrada sobre Omeñaca. Desde luego que visitaré tu web, en la que estoy seguro que encontraré datos muy útiles. Estamos en contacto. Un abrazo y gracias otra vez