miércoles, 25 de enero de 2012

El Románico Burgalés de la Sierra de la Demanda



'Ya se trata casamiento, / ¡hecho fue en hora menguada! / doña Lambra de Burueva / con don Rodrigo de Lara. / Las bodas fueron en Burgos, / las tornabodas en Salas: / en bodas y en tornabodas / pasaron siete semanas. / Tantas vienen de las gentes, / que no caben por las plazas, / y aún faltaban por venir / los siete infantes de Lara...' (1)

Comarca situada en la Cordillera Ibérica, la Sierra de la Demanda -también denominada Sierra de Arandio- engrosa un territorio peculiar, que se extiende entre los límites de tres provincias mediáticas: Burgos, La Rioja y Soria.
Durante estos últimos meses, he tenido la oportunidad de realizar algunas puntuales y afortunadas escapadas a la provincia de Burgos, penetrando cada vez un poco más en regiones hasta entonces, lo reconozco, prácticamente desconocidas, situadas dentro de administraciones territoriales de particularísima idiosincracia: La Esgueva, La Bueba -esa Burueva de doña Lambra- La Ribera -obviamente, del Duero- y La Demanda. Dejo aparte Las Merindades, pues una nada desdeñable porción de su increíble territorio, tuve la oportunidad de recorrer durante el mes de julio de 2009. Todas ellas, por separado y en conjunto, contienen -aún a pesar de los pesares- toda una increíble herencia histórica y cultural, que haría prácticamente una misión imposible la aventura siquiera de intentar transmitirlo.
La apuesta, no obstante, para las futuras entradas de este blog, se fundamenta en intentar transmitir, cuando menos, las impresiones personales, de acuerdo a lo vivido en todas y cada una de las escapadas a las que hacía referencia al comienzo de esta entrada, distribuyéndolas por zonas. Evidentemente, no está todo; incluso habrá quien eche en falta lugares importantes, específicos, determinados. En mi defenda y en mi ánimo de caminante contumaz, sólo me comprometo a traerlos a este blog, el día que mis pies tengan la oportunidad de acceder a ellos.
Mientras tanto, os sugiero, o mejor dicho, os invito a acompañarme por una región quizás demasiado marcada por la leyenda de los Siete Infantes de Lara, pero henchida en Historia, en Arte, en Tradición...y en Leyenda: la Sierra de la Demanda. Y para ello, os invito a hacerlo en el mismo orden en que yo la realicé: Barbadillo del Mercado (ermita de San Juan Bautista), Cascajares de la Sierra (la Natividad de Nª Sª), Jaramillo Quemado, Jaramillo de la Fuente (Nª Sª de la Asunción), Vizcaínos (San Martín de Tours), Barbadillo del Pez (ermita de Santa María de las Nieves), Riocavado de la Sierra y Pineda de la Sierra.



video


(1) 'El Romancero, introducción y seleción Manuel Alvar, Editorial Magisterio Español, S.A., 1968, página 56 ( Romance de Doña Lambra).

2 comentarios:

Alkaest dijo...

Sierra de la Demanda, "del Santo Grial", añaden algunos, con profética premonición, porque toda esta comarca es un "Grial" en si misma, un caldero lleno de misterios, de simbolismo oculto, de historia que es algo más que historia...
Desde gentes célticas, a trovadores renacentistas, pasando por visigodos y templarios, muchos son los que han transitado por estos lugares, dejando cada cual su huella.
Hoy, de todo aquello, sólo quedan restos dispersos, retazos sueltos de un gran libro, en el que todavía, si nos aplicamos bien, se pueden leer algunos párrafos sorprendentes. Frases, donde la realidad supera a la ficción.

Salud y fraternidad.

juancar347 dijo...

Muy cierto, Magister. Tal vez estemos hablando de una de las regiones donde más historia y misterios se concentran. Un imán que ha atraído el interés de numerosos pueblos y culturas y que aún a pesar, como bien dices, de la desfragmentación de las huellas dejadas por unos y por otros, contiene suficientes elementos sobre los que especular en un intento, quizás no tan baldío, de acercarse al gran foco cultual que fue en su día. Un abrazo