miércoles, 6 de octubre de 2010

Castañeda, Cantabria: Colegiata de Santa Cruz

Dentro de los pormenores de un viaje corto, pero intenso a esa región especial de la Cornisa Cantábrica, que constituye la Comunidad de Cantabria, Castañeda y las circunstancias que rodean la explotación tiránica de su preciosa colegiata de Santa Cruz, no gozan, precisamente, de mis recuerdos más gratos. Si bien es cierto que la educación y las mejores voluntades por parte de los responsables de mostrar y vigilar el Patrimonio histórico-artístico en numerosos lugares de esta región son dignos de mi más sincero elogio y agradecimiento -mención especial, merecen, sobre todo, las personas encargadas de la Colegiata de San Pedro de Cervatos y de la iglesia de Santa María de Yermo- hacia Castañeda y sus custodios, sólo puedo expresar decepción; y hasta cierto punto lástima, por constituir una sombra sin duda alguna negativa, dentro de un conjunto grandioso y espectacular.
No puedo disculpar, en este caso, el tópico -tan antiguo como la historia del Diluvio Universal- afín a esa mentalidad retrógrada de funcionarios simplistas que, amparada por el yo sólo cumplo órdenes, emborronan y zancadillean todo intento honesto y desinteresado de llegar a estudiar, compartir e intentar comprender las características idiosincráticas que definen a nuestro fascinante Patrimonio nacional. No me sirven -y lamento si hiero susceptibilidades- las posturas intransigentes e inconsecuentes que amenazan con llamar a la Guardia Civil por querer sacar una foto del cartel de la puerta -¡ojo, del cartel de la puerta!- donde pone prohibido hacer fotos, y unos minutos después, viendo que se le escapa la posibilidad de poder hacerse con el impuesto revolucionario del grupo, demostrar una completa falta de respeto hacia los demás visitantes, permitiendo sacar algunas fotos del interior cuando éstos se marchen. No es ético; ni digno; ni justo, ni consecuente. Lo siento, pero tenía que decirlo, aunque el tema ya lo comentó también, en su momento, el bueno del Magister Alkaest, en una entrada de su blog Picota y Cepo, que lleva por título 'Obispado neurótico y feudal'.
Ahora sí. Obviando hacer referencia a unos interiores que, indignado me negué a conocer bajo unas condiciones tan despóticas y desafortunadas, diré que, a pesar de todo, me gustó contemplar este destacado templo, cuyos orígenes, inciertos y vagamente referenciados, como cabía esperar, tienden a situarse a comienzos del siglo XII, un siglo prolífico en este tipo de construcciones, a cuál de ellas más impresionantes, como demuestran las otras tres colegiatos situadas, respectivamente, en Santillana del Mar, en Cervatos y en San Martín de Elines.
Si bien desde sus inicios hasta prácticamente el siglo XVII fueron añadiéndose elementos, destaca, en la parte sur, el añadido adicional de una torre hexagonal, que aunque no es la única referencia, sí constituye, sin embargo, una de las pocas en su género existentes en la región.
Los elementos principales que conforman los motivos de capiteles y canecillos, están basados, fundamentalmente, en animales y vegetales, aunque destaca la presencia de elementos con forma de caras monstruosas, que tanto disgustaban a San Bernardo, al considerarlas sencillamente ridículas pero que, no obstante, representan auténticos iconos dentro del pensamiento de la época en que se esculpieron, formando parte de un mensaje general y secuencial, que aún está por descubrirse en toda su extensión.
Siguiendo con lo que parece ser una constante dentro del románico cántabro-palentino, animales y aves se representan de manera dual y afrontada; es decir, unidas por la cabeza. Destaca, también, la presencia de un elemento relevante y cargado de connotaciones simbólicas, como es la espiral, símbolo universal y mistérico donde los haya, situada en uno de los canecillos del ábside principal. En este mismo ábside, aparte de los rostros monstruoso-animalescos, destacan, así mismo, rostros que pueden ser considerados como típicas de la época, barbados, y en menor frecuencia, femeninos.

14 comentarios:

Syr dijo...

Transformado en Colegiata a finales del siglo XII, fue dos siglos antes, desde su origen, Monasterio. Y con la particularidad de que estaba adscrito a la orden benedictina reformada, siendo el único de esa regla en Cantabria. Y es al cambiar la regla de san Benito por la de San Agustín, cuando se convierte en colegiata y se construye el edificio que presentas en tu vídeo, carente ya de claustro, refectorio, celdas, almacenes, etc, que eran dependencias obligatorias en la arquitectura benedictina.

A soslayo entre razonamientos irrazonados por la cancerbera ¿ no te apercibiste que el crucero tiene una cúpula sobre trompas similar al de Frómista?.

Salud y románico

Iconos dijo...

Has hecho bien en decirlo. ¿Por qué callar? Por desgracia, maleducados hay en todas partes. Espero que no te emborrone demasiado la visita. Seguro que no.
Un abrazo.

Syr dijo...

Y esta vez, sin necesidad de que me estires de la lengua, sino para alimentar tu morbo ¿ sabes el origen de su denominación?.

Anda, ahora... vas y lo largas¡

Salud y románico

juancar347 dijo...

Hola, Syr

Ese pareció ser también la finalidad de la colegiata de Elines, según tengo entendido, aunque de esos primeros tiempos apenas queden rastro. En cuanto a la denominación de Castañeda, creo que sí que te voy a tirar de la lengua, porque lo que se me está ocurriendo es demasiado simplista y lo fácil no suele ser nunca lo correcto. De manera que, adelante, aunque te prevengo que a lo mejor no me sorprendes. Un abrazo

Hola, Iconos

Te aseguro que no es una cuestión de revanchismo; posiblemente no hubiera mencionado el tema si la persona en cuestión no hubiera perdido los papeles como lo hizo. Todos sabemos que no es culpa suya: si el obispado prohíbe tirar fotos, pues está prohibido y punto. Pero esta señora se excedió, como comento, al impedir que se tiraran fotos del cartel de la puerta de entrada y además amenazar con llamar a la Guardia Civil. La visita no me la emborronó, aunque eso sí, no miento cuando digo que, indignado, me negué a visitar la colegiata. Y bien que lo siento, pero creo que ya está bien de que se nos pisoteé y se nos estafe en relación a algo que nos pertenece a todos, por mucho que se piense la Iglesia lo contrario. Un abrazo

Syr dijo...

¡ Hombre, pues si no te voy a sorprender, mejor dinos tu comentario, porque hacerme " decir algo pá ná, es tontería"¡, como diría alguien que tú conoces...

Un abrazote

juancar347 dijo...

Je, je...seguro que no coincide con la tuya, pero a lo mejor hace referencia a esa familia noble de los tiempos de Fernando III que dominaron la región en sustitución de los Lara. Como ves, a pesar de que no querer hacer trampa, no he tenido más remedio que acudir a la wikipedia...

Malvís dijo...

Frío, frío, frío... como el agua de río.

Por qué Colegiata de santa cruz?

juancar347 dijo...

Hola, hola, Señor Malvís. ¿por la wikipedia o porque quizás tuvo en tiempos una reliquia de la Santa Cruz?. De todas formas, y como la wikipedia no es muy fiable....se agradecerían sugerencias....

KALMA dijo...

Hola! Un sitio precioso, como te dije ayer no conozco esta parte de Cantabria y nos la acercas, con tú singular punto de vista, esa vista que se deja embelesar por la belleza y los misterio y me imagino el choque con el prohibidor oficial ¡Te rompio el marco! jajaja.
Sabes me gusta cuando cuentas las cosas en primera persona, cuando tu mayor base es la experiencia.
Syr de mi vida y mi corazón a que se debe su denominación de origen, que me dejas con la duda, a la próxima que te vea, llevo un buen denominación de origen, jajaja.
Un besote y mucha suerte.

juancar347 dijo...

Hola, Kalma. Para mí fue también toda una experiencia, conocer estos lugares de Cantabria. Aquí fue en el único sitio donde tocamos en hueso y se rompió un poco la magia. Pero no lo suficiente como para restarle mérito, e intentar mejorar la experiencia en un futuro. Me alegro que te guste. Un abrazo

Syr dijo...

Bueno, Brujita, te lo contaré a tí sóla, porque al Caminante, conociéndolo, ya me dará la "vara" en Mágina para sonsacarme. Aunque, de momento, le vamos a dar la muñeca chochona por acercarse mucho, pero para haber ganado el perrito piloto tendría que haber sido un poco más explícito.

Verás.Cuando los benedictinos llegan a Cantabria allá por el s. X, van buscado el "negocio" que supone la corriente del peregrinaje a Compostela. Por eso se establecen en esa pequeña loma de Castañeda, próxima a un importante cruce de caminos paralelo a la costa y que por el puerto del Escudo comunica con la Meseta controlando el eje Oviedo-Santiago. Y conocedores de la clave mercantil, llegan portando dos reliquias: una del apóstol y otra del Lignum Crucis. Dudan donde instalarlas, pero como en aquella época está " más de moda", por exótica, la reliquia del madero de la crucifixión, acaban por depositar la del apóstol en la ermita de Santiago, en Camargo y la otra en Castañeda. Y no le fué mal la operación de marketing, pues este monasterio antes del 1.100 ya llegó a poseer dominio territorial y señorial independiente y terminó convertido en abadía con el abad Juan a la cabeza, como atestigua el cartulario de la Real Abadía de Santillana.

Y lo que son las cosas, la que pudo ser Colegiata de Santiago de Castañeda, por una decisión entre reliquias, al albergar una del Lignum Crucis nos ha llegado con su advocación: Santa Cruz.

Un beso. Te echaremos de menos.

juancar347 dijo...

En mi descargo, puedo decir que desencaminado no iba. Ahora bien, aquí hemos podido comprobar que no hay como dorarle la píldora a Malvís para que acuda Syr en nuestra ayuda. Lo de Mágina lo tengo complicado, de manera que a lo mejor se nos echa de menos a los dos. Un abrazo

Alkaest dijo...

Con la sensibilidad que caracteriza tu pluma informática, y la picardía solapada que derramas en tus palabras, has descrito muy bien el lugar, el templo, y las "alimañas" de su ecosistema...

Comprenderás mi silencio hasta el momento, pues estaba esperando que el "Malvado Malvís" acabase con sus "incógnitas", para no entrar en liza antes de tiempo.
Ahora, puedo deciros a todos que andáis equivocados. El nombre del templo, se debe a que fue edificado en lo que antaño era un gran bosque de castaños, una "castañeda"... De ahí, lo de Santa Cruz de Castañeda.
¿Ah, que os referíais a la primera parte del nombre? Bueno, eso carece de importancia, sabiendo como sabemos el negocio multinacional que se constituyó alrededor de las "reliquias". Y que, todavía hoy, sigue siendo rentable...

Salud y fraternidad.

juancar347 dijo...

Estimado Magister: gracias por la parte que me toca. Reconozco que en principio me desorientó el nombre, pues por un error asociativo, pensaba que estaba bajo la advocación de Santa Mª, de ahí el error del vídeo. Espero, no obstante, que el Malvado Malvís (como aquí se le define) haya tenido tiempo de recuperarse de la primerísima andrajada en Sierra Mágina y consienta en continuar coloquio. Ahora, por lo que no paso, es que por aquí se mencione el nombre de Zara. Un abrazo