Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Paseos por el románico palentino: San Salvador de Cantamuda

  Atrás van quedando los inconmensurables Picos de Europa, villas y pueblos encantadores, como Potes y esa enigmática y a la vez, sugestiva iglesia románica de Santa María de Piasca, cuyos innumerables detalles invitan siempre al estudio o, cuando menos, a ejercer el derecho que conlleva siempre esa insurgente aliada del libre albedrío, que es, no me cabe la menor duda, la especulación. El viaje continúa y el viajero sabe, cuando deja atrás el pueblecito de Piasca y vuelve a la carretera general, tomando la dirección de Cervera de Pisuerga, y por lo tanto, descendiendo hacia las áridas soledades de la Meseta castellana, que, una vez dejada atrás la peligrosa aventura del descenso por la denominada Montaña Palentina, de alguna manera, intuitiva, está recorriendo, también, caminos no sólo henchidos de belleza y sobrecogedor misterio, sino, además, cargados de Historia y de historias. Posiblemente, motivado por ello y con el sugestivo fin de dejarse envolver, lo más realistamente posible,

Entradas más recientes

Paseos por el Románico Palentino: Moarves de Ojeda

Claustro románico de Silos: Patrimonio Cultural de la Humanidad

Un paseo por Retortillo, la antigua Juliobriga romana